¡Cumplimos 5 años! -15% de regalo con código CUMPLE

La historia de Wonderbly

Our team at Wonderbly

Cómo usar la personalización para despertar la imaginación

¿Se os ocurre algo más maravilloso que la imaginación de un niño? Es infinita y no conoce límites… Es un bien muy valioso, como una perla que hay que cultivar y proteger. Basta con darle una corona de papel a un niño o niña y, automáticamente, se imagina que es parte de la realeza. O prueba a darle una simple caja de cartón, y verás cómo se inventa un juego o una historia rápidamente, porque las posibilidades son infinitas: en un segundo, puede convertirse en piloto de carreras, astronauta, pirata o pianista... nada es imposible.

Es el concepto que hay detrás de cada uno de los libros personalizados que creamos para vosotros. Las historias de Wonderbly (la maravillosa empresa que antes se llamaba Lost My Name) despiertan la imaginación de los niños y niñas de todo el mundo y refuerzan su autoconfianza. Y lo mejor es que los adultos (es una forma de hablar, no os ofendáis) de todo el mundo pueden crear un libro único y enseñar así a nuestros pequeños lectores que las historias más maravillosas son las suyas.

Las primeras aventuras que viven los niños tienen lugar en su imaginación. Por eso los libros infantiles son tan importantes. Nuestro trabajo (y esto os incluye) es ayudarles a creer que son capaces de todo, que lo que imaginan puede convertirse en realidad y que tienen el poder de hacer suya cualquier historia. Con vuestra ayuda, podemos conseguir que todos y cada uno de los niños y niñas del planeta se sientan así. Y, de paso, les alegramos el día a unos cuantos adultos. Sí, es un trabajo muy gratificante, no lo podemos negar.
null

Nuestros comienzos…

Había una vez, allá por el año 2012, cuatro amigos que decidieron unir sus fuerzas y conocimientos para hacer un libro personalizado. Pero no uno cualquiera, sino el mejor libro personalizado de todo el universo. Se pusieron manos a la obra y empezaron a trabajar en ello, era su proyecto predilecto… Que se tradujo en unas jornadas muuuy largas y fue posible gracias a unos familiares y amigos muuuy comprensivos.

Y, finalmente, ¡lo conseguimos! Creamos un precioso cuento lleno de magia: ‘El niño/La niña que perdió su nombre’’ (‘Lost my Name’ en inglés… para que luego digan que los británicos nos complicamos la vida ;-p). En nuestro libro, la historia siempre es distinta, los personajes cambian y el protagonista es el niño o niña a quien se lo regales. En resumen, se trata de un regalo personalizado, único y superespecial… Vaya, increíblemente maravilloso.

Sí, acabó siendo todavía más maravilloso de lo que habíamos pensado. Al principio éramos 4 amigos y, de repente, nos convertimos en 400, después en 4.000, 40.000, ¡400.000! Cada día somos más… El alcance del proyecto es internacional: distribuimos en todo el mundo y publicamos en 11 idiomas. En octubre de 2014, lanzamos nuestro libro en español. En el momento de publicar esto, ya hemos vendido más de 2.500.000 de libros en todo el planeta.

Seguimos paso a paso a los personajes de ‘El niño/La niña que perdió su nombre’ y crecimos con sus protagonistas. Y un día, allá por el año 2017, decidimos cambiar de nombre: pasamos de ser Lost My Name a llamarnos Wonderbly y, ya que estábamos, aprovechamos para actualizar nuestro logotipo. Pues esta es nuestra historia… hasta hoy. Pero no acaba aquí, ‘continuará…’.

¿Quieres trabajar con nosotros?

Nos encanta conocer a personas interesantes (y muy simpáticas) que tengan algo que contar y que aportar. Si quieres formar parte del equipo de Wonderbly, visita nuestra página de empleo: backstage.wonderbly.com