¡Oferta flash! Ahorra un 20% con el código FLASH20.

Inicio / Manualidades / 5 dinosaurios hechos con guantes de goma

¡Qué éxito tan… descomunal!

¿Ya habéis visto las entradas del guante del pollo y las patas del koala en nuestro blog? Pues ahora os queremos presentar a los guantesaurios.

Hemos reunido un puñado de marionetas que son todo un espectáculo. No somos expertos en paleontología, pero son los dinosaurios más enrollados que han pisado la Tierra en los últimos… 66 millones de años.

¿Te gustaría hacerlos con tus trogloditas preferidos? Hemos incluido algunas imágenes para que conozcas a nuestras ‘pequeñas’ mascotas. Es coser y cantar… Sigue estas sencillas y prácticas instrucciones y aprenderás cómo se hacen en un pispás.

Vas a necesitar:

  • guantes de goma de distintos colores (tantos como dinosaurios)
  • tijeras
  • fieltro de colores
  • aguja e hilo o una grapadora

 

El parque jurásico en casa

1. Terry, el triceratops

1. Terry, el triceratops

Es imposible no ver a Terry… Tiene varios cuernos en la cabeza y la boca llena de enormes dientes (entre 400 y 800). Pero no os preocupéis, solo los utiliza para masticar plantas, ya que es vegetariano. Además, Terry es incapaz de matar a una mosca. Para hacer los lunares que tiene en el cuerpo solo necesitas un rotulador indeleble.

2. Lex, el tiranosaurio rex

2. Lex, el tiranosaurio rex

Es, indiscutiblemente, el rey de los lagartos y representa una amenaza real, pero es taaan fácil de hacer, que no nos hemos podido resistir. Se pasa el día engullendo carne y goma, así que el resto de los guantesaurios no se atreven a cruzarse en su camino. No os dejéis engañar por sus pequeñas patas, es un dinosaurio difícil de controlar.

3. Rosauro, el estegosauro

3. Rosauro, el estegosauro

Tiene el tamaño de un autobús, pero su cerebro es tan pequeño como una pelota de pimpón. Es herbívoro, así que se alimenta de plantas, fruta y helechos, todo un manjar. Rosauro es una mole que se desplaza en manada. Puede medir entre 7 y 9 metros y pesar hasta 5.000 kg, ¡impresionante! Como tiene las patas delanteras muy cortas, se mueve con lentitud.

4. Pepe, el pterodáctilo

4. Pepe, el pterodáctilo

Aunque Pepe es un reptil volador (hay quien dice que, en realidad, no es un dinosaurio y esto le causa algunos problemas de identidad), para nosotros es igual de respetable que el resto de los guantesaurios. Su cuerpo no es muy grande, pero tiene unas alas gigantescas, por eso se dice que es el rey de los cielos. Come peces e insectos y le encanta contemplar el mar desde las alturas.

5. Anselmo, el ankylosaurio

5. Anselmo, el ankylosaurio

Nuestro ‘pequeño’ armadillo es un dinosaurio acorazado. Las enormes placas de su armadura le protegen de los ataques de Lex, el tiranosaurio rex. Gracias a su olfato excepcional, es capaz de encontrar las plantas más sabrosas y evitar a los depredadores más peligrosos.

Instrucciones para hacer vuestros propios guantesaurios

1

1

Corta el guante de goma por el centro, a la altura del dedo medio, también llamado corazón (¡qué romántico!). En ese dedo colocaremos la cabeza de nuestro dinosaurio. Las tijeras están tan afiliadas como los dientes de los dinosaurios, así que es mejor que esto lo haga un adulto (o un niño bajo la supervisión de un adulto).

2

2

Pon un trozo de fieltro encima y cóselo al guante (si tienes prisa, puedes graparlo en lugar de coserlo).

3

3

Una vez que el fieltro esté bien sujeto al lomo del dinosaurio, corta la cresta como más os guste.

4

4

Recorta dos trozos de fieltro iguales para hacer la cabeza de vuestra mascota jurásica. Asegúrate de que ambas caras tengan exactamente el mismo tamaño. Nosotros hemos usado un poco de pegamento para pegar los ojos (de fieltro blanco y negro) en la cabeza, pero también podéis cosérselos (así como utilizar botones o abalorios en lugar de fieltro).

5

5

Grapa o cose la cabeza al dedo corazón. Para hacerlo, coloca una cara a cada lado y pega o grapa ambas caras entre sí.

6

6

Y ahora, vamos con la cola. Para hacer esta parte del dinosaurio tienes que cortar el guante en diagonal, desde la parte donde empieza el dedo pulgar hasta el lado opuesto, donde acaba la manga. En la imagen de arriba se ve claramente cómo se hace.

Cose la cola para que no se deshaga. Y… ¡Ya está! Tu dinosaurio está listo para posar para una pintura rupestre (también puedes hacerle una fotografía :-).

¿Le chiflan estos seres jurásicos?

¿¡Y a quién no!? Son unos animales fascinantes. Si conoces a algún niño o niña a los que les apasionen las criaturas excepcionales, tenemos el libro perfecto para ellos. En nuestro primer cuento ilustrado personalizado, El niño/La niña que perdió su nombre, conocerán a todo tipo de seres fabulosos.

Por ejemplo, si su nombre contiene la letra D, en su libro aparecerá un dragón (menos fiero de lo que cabría esperar). Nuestro cuento está repleto de personajes fantásticos: camaleones, duendes, gigantes, koalas, princesas, piratas, pulpos, robots, ovnis, sirenas, unicornios… Solo tienes que introducir las letras de su nombre para ver con quién se encontrará en su libro, ¡es mágico!

Etiquetas

Edad 3-4 Edad 5-8

Compartir con mis amigos

El niño/La niña que perdió su nombre

El niño/La niña que perdió su nombre

Un libro ilustrado único y completamente personalizado basado en las letras de su nombre
Crea tu libro